Carrovelismo

Las grandes extensiones de arena, el sol, el viento… la región Pays de la Loire reúne las condiciones soñadas para practicar el carro de vela.

 
Sentado a ras del suelo, la sensación de velocidad es vertiginosa. Principiantes y expertos disfrutan en las playas de St-Jean-de-Monts y Notre-Dame-de-Monts, de St-Hilaire-de-Riez, de La Faute, de L'Aiguillon-sur-Mer y de St-Brévin. Pero ¿qué hacer con los niños? No hay problema: existen carros para ellos. A partir de los 7 años, gracias a unos carros de vela adaptados, los más jóvenes pueden iniciarse en los clubs y las escuelas especializadas repartidas a lo largo de la costa atlántica. Existen muchas ofertas para iniciarse o perfeccionarse con formación para todos, cursos particulares o alquileres.