El Castillo de Montreuil-Bellay

Construido durante el siglo XV sobre magníficas bodegas abovedadas que recuerdan la tradición vitícola del castillo, el Castillo Nuevo constituye el punto culminante de la visita guiada.

Se puede descubrir el comedor y sus vigas esculpidas con figuras simbólicas, la habitación de la Duquesa de Longueville, el gran salón amueblado con recuerdos históricos, el pequeño salón de música y la escalera monumental, al final del recorrido. Los frescos del oratorio del siglo XV que algunos atribuyen al alumno de Leonardo da Vinci y otros a Coppin Delf, están de momento inaccesibles por estar pendientes de ser restaurados. Quizá tengas la suerte de verlos a través del ventanal.

Los jardines se prolongan por el interior del perímetro de la fortaleza. El visitante puede pasearse, dejar volar su imaginación, acercarse al río Thouet que lo bordea, oler una rosa, sentarse a la sombra de un majestuoso cedro de Líbano o de un tejo secular. Y todo esto observando el castillo eintuyendo a lo lejos el castillo de Saumur recordando las famosas ilustraciones de las ricas horas del Duque de Berry.

Más información: www.chateau-de-montreuil-bellay.fr

LOCALIZACIÓN