Bosques de ensueño

Forêt de Mervent-Vouvant (85) – Tamaño natural

Este imponente macizo forestal de 5.000 hectáreas, en cuyo punto más bajo surge un majestuoso lago de embalse, alberga robles seculares que pueden alcanzar los 35 metros de altura. Se dice que antiguamente en este lugar se refugiaba el hada Melusina y que el ambiente mágico que se desprende recuerda al bosque de Brocelianda. El pueblo de Vouvant, oculto en el extremo norte del bosque, se considera uno de los más bonitos de Francia.

Forêt du Gâvre (44) – Especies vegetales de todo el mundo

Este gran bosque público, además invitar al visitante a recorrer sus espléndidos senderos, ofrece la posibilidad de viajar por el mundo en su arboreto. En él crecen árboles procedentes de Asia, de América y de toda Europa. El bosque cuenta con multitud de senderos, como el circuito de la Magdeleine que permite descubrir la historia y las leyendas. Tampoco hay que perderse la Maison de la Forêt (casa del bosque) y sus actividades infantiles.

Forêt de Bercé (72) – El reino de los robles

El bosque de Bercé, situado en el Valle del Loir, cuenta con una de las colecciones de robles más bonitas del continente. En el monte alto de Clos, algunos especímenes superan los 300 años y los 50 metros de altura. No te pierdas el romántico manantial de l’Hermitière, el valle de las piedras y su aire de montaña o Carnuta, Maison de l’Homme et de la Fôtet (Casa del hombre y el bosque), situada en el cercano pueblo de Jupille y que cuenta con multitud de dispositivos lúdicos y pedagógicos.

Forêt de Pail (53) – Un paseo por las cumbres

El bosque de Pail linda con los Alpes Mancelles y sus paisajes montañosos. La cornisa, situada al norte, supera los 350 metros de altitud en algunos puntos y ofrece una espléndida vista panorámica de la campiña circundante. Recomendable alejarse un poco, fuera de los límites del macizo, para tomar un poco más de altura en el Mont des Avaloirs, el punto culminante de la región, de 416 metros de altitud.

Forêt d’Olonne (85) – Junto al mar

Este bosque de mil hectáreas se extiende a lo largo de 11 km entre Brétignolles y La Chaume, pueblo de pescadores de Sables d’Olonne. Fue creado en el siglo XIX para aportar vegetación a las dunas y de este modo fijar la arena durante las tormentas. Está formado por pinos marítimos, encinas, espinos blancos, tamariscos, acacias o abedules. Y los numerosos senderos que lo recorren invitan a pasear.

Forêt de Chandelais (49) – Territorio noble

Bienvenido a uno de los bosques públicos más bonitos de la región, que en el siglo XV era el coto de caza del rey Renato I y el feudo de los condes de Anjou. Entre robles y hayas serpentean 60 km de senderos pedestres y 7 km de pistas ciclistas. Es también un paraíso para los amantes de las setas que se deleitan recogiendo ceps o rebozuelos que abundan en este lugar.
1 / 6

La región de Pays de la Loire cuenta con bosques excepcionales, entre los más bonitos de Francia. Te invitamos a dar un paseo en imágenes por alguno de ellos, entre olor a musgo, crujido de hojas y caricias de los helechos...

¡Bienvenido al reino del roble! Los bosques de Pays de la Loire, considerados acertadamente el feudo del árbol sagrado, también cuentan con otras muchas especies como el pino marítimo, el abedul, el haya, el castaño, el chopo… En total, 325.000 hectáreas de zonas boscosas se extienden por el territorio y ofrecen un terreno propicio para pasear, hacer senderismo, excursiones a caballo o salidas en bicicleta de montaña. La ocasión de conocer una biodiversidad impresionante y una fauna muy rica.

Puedes elegir entre los efluvios marinos del bosque de Olonne, el aspecto exótico del de Gâvre, el carácter majestuoso del macizo de Mervent-Vouvant o los paisajes alpinos del bosque de Pail. A continuación te proponemos un recorrido por todos ellos.

Vous aimerez aussi