El carnaval de Cholet: el más espectacular de Francia

Un acontecimiento centenario

El Carnaval de Cholet se creó en el año 1906, aunque entonces estaba enfocado a la celebración de la Cuaresma. La quema de la carroza en la hoguera simbolizaba el principio del ayuno, durante el cual se dejaba de comer carne y materias grasas.

Carrozas cada vez más impresionantes

Al principio, el desfile consistía en pequeños carruajes decorados someramente. Nada que ver con las actuales creaciones gigantes que deambulan ahora por las calles.

Carnavaliers al mando

A lo largo de todo el año, la asociación Amicale des carnavaliers trabaja para crear las carrozas que toda Francia admira. Algunas de ellas irán más tarde a Niza o Granville.

Cada vez más lejos, cada vez más alto

No les falta ingenio a los 200 carnavaliers con las herramientas y los materiales de que disponen. Compiten en imaginación para crear sus carrozas. Algunas pueden alcanzar los 8 m de altura, los 10 m de longitud y hasta 5 de anchura. Además, unos días antes, abren sus talleres al público.

Una semana de festejos

Durante 7 días, el corazón de Cholet late al ritmo del carnaval, de ceremonia de apertura hasta el desfile nocturno, pasando por animaciones musicales en el centro de la ciudad, el desfile del día, el Carnaval de los Niños o la tradición carrera ciclista.

El desfile nocturno: el clímax de la fiesta

A lo largo de los años, esta gran cabalgata festiva no ha dejado de aumentar y el desfile nocturno es el más conocido del país.

Un aluvión de luces

Durante el desfile nocturno, unos 15 carruajes pasean unas 300.000 bobillas y 6.000 m de cables eléctricos a lo largo de 2 kilómetros. Les siguen un cortejo de unos 30 grupos musicales, algunos procedentes de otros países.

Creaciones cada vez más sofisticadas

La tecnología utilizada para animar e iluminar el desfile no deja de evolucionar y permite conseguir resultados inimaginables y un espectáculo cada vez más grandioso.

Un público entregado

Este acontecimiento convoca actualmente a 100.000 visitantes. Algunos no dudan en recorrer cientos de kilómetros para presenciar el espectáculo.
1 / 9

El animado fervor que enciende el Carnaval de Cholet llega a su punto culminante en el desfile nocturno. Aquí te mostramos unas pinceladas en imágenes de este acontecimiento, orgullo de sus habitantes desde hace más de un siglo.

Cada año, en el mes de abril, una oleada de diversión irreverente invade las calles de Cholet. Junto a las fanfarrias y a los grupos de música que animan las calles, las carrozas impresionantemente decoradas desfilan ante la mirada atónita de miles de curiosos. Estas maravillas son creación de los “carnavaleros”, que trabajan sin parar durante varios meses para dar vida a sus monumentales creaciones.

El punto culminante de esta semana alocada es el desfile nocturno. No tiene equivalente en Francia y sorprende al visitante por su tamaño y el ingenio de los dispositivos tecnológicos usados. Aquí la inventiva no parece tener límites y gracias a ella se consigue un espectáculo inaudito.

Vous aimerez aussi