¡Entra en las tumbas egipcias del Museo de Tessé!

Le Mans - Galerie égyptienne au Musée de Tessé
Le Mans - Galerie égyptienne au Musée de Tessé
La Tombe aux vignes de Sennefer - Musée de Tessé au Mans
Salle du sarcophage - Musée de Tessé - Le Mans
Le Mans - Galerie égyptienne au Musée de Tessé

El Museo de Tessé (Le Mans) guarda en el subsuelo una increíble curiosidad: la reconstrucción a tamaño natural de las tumbas egipcias de Nefertari, la esposa de Ramsés II y Sennefer, gobernador de Tebas. Teletransporte a 3.000 años atrás en la historia

Atrévete a entrar en la sala del sarcófago

Los egiptólogos que se acercan a este museo quedan estupefactos. La reconstrucción es fidedigna a los originales egipcios, no parece que le falte detalle alguno. Envuelto en la luz tamizada, el visitante penetra en la última demora de Nefertari, esposa de Ramsés II (aprox. 1230 a.C.). Después de los anexos concatenados, coronados por un techo azul profundo constelado de estrellas, se perfila la rampa que conduce a la sala del sarcófago. ¡Parece que estés ahí! El dispositivo de reproducción fotográfico sobre placas creado por la fundación Kodak-Pathé ofrece una reproducción fiel que permite contemplar las pinturas milenarias que decoraban las paredes de esta residencia eterna.

Un procedimiento de reproducción fidedigno

A unos metros, se halla la “tumba de las vides” de Sennefer, gobernador de Tebas. Esta despliega sus cuatro pilares y unos magníficos ornamentos. En las paredes, aparecen por aquí y por allá pinturas murales con los rituales de acompañamiento hacia el descanso eterno, entre los que destacan la ofrenda de amuletos, las purificaciones, la invitación a la comida, la navegación hacia Abidós, la reencarnación… Todo está reproducido mediante transferencia de fotografías sobre relieve por la misma empresa que ya reprodujo una sala de la gruta de Lascaux.

Una increíble colección de objetos egipcios

Junto a estas dos excelentes reproducciones, el museo posee una colección de objetos egipcios, procedente en parte del Museo del Louvre. Es una buena oportunidad para admirar una estela del Imperio Medio, sarcófagos, una barca funeraria, así como utensilios de la vida cotidiana. Las piezas más antiguas de esta colección, iniciada en Le Mans, hace casi dos siglos, se remontan a 4.000 años a.C. ¿Con ganas de jugar a ser egiptólogo?

Quizás también te interese leer

Vous aimerez aussi