5 experiencias únicas en Noirmoutier

Vieux gréement O'Abandonado
Le Gois
Marais salants de Noirmoutier
Marais salants de Noirmoutier
Pommes de terre de Noirmoutier
Le Polder de Sébastopol
Le Polder de Sébastopol 2

Noirmoutier, también conocida como la Isla de las Mimosas, ofrece una multitud de actividades muy naturales envueltos en paisajes mágicos. Te proponemos 5 para que descubras la cara tranquila de Noirmoutier

1- Navegar en un velero antiguo

El O’Abandonado es un velero excepcional que originalmente se construyó en Portugal para el transporte de sal. En la actualidad, entre Semana Santa y el día de Todos los Santos, da la bienvenida a todos los lobos de mar que quieran navegar en una excursión corta por el mar o de todo el día con destino a la Île du Pilier. También propone salidas de pesca que acaban con el reparto del pescado entre los participantes.

2- Llegar a una ciudad por un pasaje sumergible

En lugar de llegar a la isla por el puente que la une al continente, atrévete a cruzar el paso del Gois. Esta carretera de 4,5 km queda totalmente sumergida en el agua cuando la marea está alta y queda abierta al paso cuando se retira. Los mariscadores trabajan entonces a sus anchas en este lugar único en el mundo, mientas los coches procedentes de Beauvoir-sur-Mer aprovechan la marea baja para circular por esta increíble lengua de asfalto.

3- Saborear un pastel de patata en Noirmoutier

En los campos de Noirmoutier la tierra se alía con las algas, que se utilizan como abono y que da ese sabor tan especial a una patata autóctona conocida como bonnote. Si reservas en el restaurante l'Étier podrás saborear una de las especialidades de la casa: pastel de patata bonnote con crema helada al azafrán de la isla.

4- Visitar un productor de sal

En La Guérinière, Emmanuel y Yolande reciben a los turistas deseosos de conocer el arte de la sal en la marisma de La Nouvelle Brille. Ellos te muestran todos entresijos de su explotación y los secretos de la fabricación del oro blanco. Al final de esta visita gratuita podrás comprar sus buenísimos productos derivados de la sal en su tienda-cabaña. ¡Son encantadores!

5- Acercarse a las aves hasta casi tocarlas

En la entrada a Noirmoutier se halla el Polder de Sébastopol. Se trata de una zona de nidificación de aves en las que conviven más de 170 especies. Ármate de unos prismáticos y te parecerá tocarlas. En verano, la Oficina de Turismo ofrece excursiones ornitológicas gratuitas guiadas por un guía de la Liga de Protección de Aves.

Quizás también te interese leer

MARAIS SALANT LA NOUVELLE BRILLE

Marais salant "La Nouvelle Brille" Ets Aguillon (face à la Coopérative Ostréicole) à la Guérinière.
En savoir plus

Vous aimerez aussi