Prueba la bistronomía

Pickles, Nantes

Dominic Quirke, después de trabajar con los principales nombres de la “bistronomía” parisina, se instaló en Nantes, donde defiende una cocina con influencias asiáticas, italianas o del norte de África. En la carta, por ejemplo, destaca el magret ahumado casero acompañado con emulsión de foie, calabaza quemada y boniato confitado, o bien la corvina de Croisic con puré de zanahoria y wasabi, caldo de soja y shiitake y col Pak Choï.

Fórmulas mediodía: 16,50 € (entrante-plato principal o plato principal-postre); 20,50 € (entrante-plato principal-postre). Fórmula cena: 34 € (entrante-plato principal-postre)
En savoir plus

Le Bistronomique, Laval

Este restaurante, creado por Nicolas y Alban, dos amigos oriundos de la región, no ha tardado en convertirse en el favorito de los habitantes de Laval. El joven chef trabaja básicamente con los horticultores y ganaderos locales y ha recorrido prestigiosas casas parisinas como Fouquet’s o Maison Blanche. Sirve, por ejemplo, un lomo de bacalao acompañado con emulsión marinera al curry, crema de boniato y calabaza rellena de crema de berenjena y encaje de parmesano (foto). Merecen una mención especial los raviolis de caracoles de Entrammes sobre emulsión de ajo dulce, o a la piña asada al estilo piña colada.
Fórmulas mediodía: 13,50 € (entrante-plato principal o plato principal-postre); 17 € (entrante-plato principal-postre). Fórmulas cena: 26 € (entrante-plato principal o plato principal-postre); 32 € (entrante-plato principal-postre)
En savoir plus

Le Bistrot des Carmes, Angers

A orillas del río Maine, un poco alejado del centro, Julien Ruguet desarrolla su talento en su restaurante de piedra vista, después de haber trabajado en varios restaurantes con estrellas Michelin. Partidario de la cocina de mercado, en su carta podrás encontrar, por ejemplo, brochetas de buey Black Angus estofadas con vino tinto (como el bœuf bourguignon) y luego lacadas, acompañadas con juliana de verduras cocidas en caldo de té, bonito seco y champiñones. En la carta también destacan las vieiras asadas con crema de apio nabo, el risotto de bogavante o el hojaldre de higos asados, manzanas cortadas en láminas y sorbete de chocolate casero.
Fórmula mediodía: 21 € (entrante-plato principal-postre). Fórmula cena: 31 € (entrante-plato principal-postre)
En savoir plus

L’Épicurieux, Le Mans

Desde que abrió en 2016 en el Vieux-Mans, el casco antiguo de la ciudad, el éxito de este bistrot de aire moderno ha sido fulgurante. Acondicionado en una antigua panadería, luce una decoración a la moda, que combina loza antigua, bombillas de filamentos, baldosas hidráulicas en el suelo y cocina abierta. El chef François Ricordeau prepara, por ejemplo, un pescado de mercado servido con chorizo de bellota, risotto de arroz Venere y espuma de crustáceos, o una chuleta de ternera asada con ñoquis de ricota y champiñones.

Fórmulas mediodía: 15,90 € (entrante-plato principal o plato principal-postre); 20,90 € (entrante-plato principal-postre). A la carta o cena: alrededor de 30 €
En savoir plus

La Suite s‘il vous plait, Les Sables-d’Olonne

Mélanie Sire ha trabajado con chefs como Paul Bocuse, Joël Robuchon… Y desde 2016, la encontrarás en este luminoso restaurante junto a su compañero Pierre-Yves Nouchet, que también ha trabajado en prestigiosos restaurantes y que se encarga de la sala. Ambos ofrecen una cocina de temporada de aire contemporáneo, como lo demuestra el medallón de cerdo catalán acompañado con puré de apio y guisantes con wasabi crujientes, o la merluza servida con crema de alubias blancas, champiñones salteados y emulsión de curry y coco.

Fórmulas mediodía: 13,50 € (entrante-plato principal o plato principal-postre); 16 € (entrante-plato principal-postre). Fórmula cena: 29,90 € (entrante-plato principal-postre)
En savoir plus
1 / 5

Disfruta con la bistronomía. Se trata de una corriente culinaria de moda y accesible que combina la cocina de bistrot y la gastronomía en sus restaurantes. Descubre 5 establecimientos especialistas de este género en las distintas provincias de Pays de la Loire.

“Bueno, bonito y barato”. Es la fórmula de Nicolas Boisramé, chef del restaurante Le Bistronomique de Laval, que resume perfectamente el concepto. Se trata de una nueva corriente culinaria que combina la cocina de bistrot y las influencias sofisticadas, que va más allá de los platos típicos de las brasseries de toda la vida o del guiso de la abuela. En resumen: una cocina de gama alta pero con un precio asequible y, sobre todo, sin pretensiones. Esta corriente defiende el ambiente informal, y para ello opta, por ejemplo, por servir al cliente directamente sobre la mesa de madera en lugar de sobre un mantel blanco.

“En mi restaurante hay movimiento y se charla, no me gusta que se tenga que susurrar”, confirma Dominic Quirke, del restaurante Pickles de Nantes. Este virtuoso de los fogones ha trabajado en prestigiosos restaurantes parisinos y se ha codeado con grandes figuras de la cocina francesa, al igual que los chefs que a continuación presentamos en imágenes. Actualmente, todos defienden la cocina placentera y desacomplejada, preparada con productos de estación, y que apuesta por la inventiva y la renovación de los sabores. ¡A la mesa!

Vous aimerez aussi