¡En bici por las bodegas subterráneas de Bouvet-Ladubay!

Cave_Bouvet-Ladubay
Caves-a-Velo_Bouvet-Ladubay2
Caves-a-Velo_Bouvet-Ladubay3

¿Sabías que puedes entrar en las bodegas de Bouvet-Ladubay en bici? Se hallan en cuevas excavadas para extraer la famosa piedra blanca de Saumur: el tuffeau. Esta experiencia insólita en el famoso productor de burbujas finas depara algunas sorpresas, como la sorprendente catedral enterrada…

Una excursión de dos kilómetros en una bici retro

Sube a tu bici retro, ajusta la lámpara frontal y lánzate a través de la increíble red de galerías excavadas en la roca. Esta sorprendente exploración de las bodegas Bouvet-Ladubay llega hasta cuarenta metros bajo tierra y algunas salas pueden medir 15 metros de altura (otras en cambio, solo dos). El olor de la piedra se mezcla con el de las barricas mientras el guía va desvelando secretos de este lugar histórico a lo largo de 1h30 de paseo, de los 8 kilómetros que mide este sitio en total.

¡Una catedral enterrada!

Mientras pedaleas en la penumbra, guiado por la luz del frontal, un elemento extraño atraerá tu atención. Se trata de un imponente pilar erguido a modo de ruina escapada de un monumento. Si te acercas, observarás que el pilón está esculpido en la roca. El artista Philippe Cormard diseminó por el itinerario trozos monumentales de una catedral enterrada, y puso luz y sonido a una parte del trazado. Es una manera de recordar la extracción del tuffeau, que se utilizó para construir muchísimos monumentos en Francia.

Cata de cuatro añadas al final de la visita

Durante el periplo, el guía va destilando sus explicaciones, nos muestra las barricas, nos aclara las etapas de vinificación, nos habla de la crianza en barrica de roble, nos detalla los métodos de degüello, de la dosificación, del taponado… Y al final, catarás cuatro añadas para que percibas el producto acabado de este minucioso trabajo. ¡Después de la pedaleada, te lo mereces de verdad!

BONUS

Otras curiosidades

Cuando acabes esta insólita visita a las bodegas, te aguardan otras visitas interesantes: el despacho reconstruido de Etienne Bouvet, el fundador de la marca en 1851, la biblioteca del siglo XIX con su colección de 5.000 etiquetas antiguas o la sala del archivo. También te sorprenderá el teatrillo Bouvet-Ladubay, construido en 1904, de estilo italiano, con 150 butacas, donde se siguen representando espectáculos. Además, el centro de arte contemporáneo instalado en la antigua central eléctrica alberga exposiciones todo el año.

 

 

 

Quizás también te interese leer

Las obras gigantes de la cueva Ackerman

Como una nave espacial perdida en las cuevas Ackerman

Espera que se te acostumbren los ojos a la oscuridad.

Más información

Saumur y sus insólitos museos

Museo del motor

El Musée du moteur es único en Francia y posee una impresionante colección de motores de todo tipo

Más información

Descubre el itinerario La Loire à Vélo

La Loire à Vélo: 230 km de pistas preparadas para bicicletas

Y llegamos ante un asentamiento elegante, con bases de p

Más información

Vous aimerez aussi