¡Criaturas extraordinarias en Nantes!

Les_Machines-de-l-Ile-Nantes1
Les_Machines-de-l-Ile-Nantes2
 Les_Machines-de-l-Ile-Nantes3
Les_Machines-de-l-Ile-Nantes4
Les_Machines-de-l-Ile-Nantes5
 Les_Machines-de-l-Ile-Nantes6
 Les_Machines-de-l-Ile-Nantes7

Súbete a lomos de un gigantesco elefante, explora el Carrusel de los Mundos Marinos o adéntrate en la madriguera de los insectos gigantescos. Estas sorprendentes creaciones mecánicas de Les Machines de l’Ile cautivan a pequeños y mayores entrelazando el universo mágico de Julio Verne con el universo tecnológico de Leonardo Da Vinci

El alegre bestiario de la Galerie des Machines

Estás en la Galerie des Machines. Es un taller al estilo Leonardo Da Vinci. ¿Qué pasa? Algo sale de un agujero. Acaba de salir de su nido la gigantesca araña de 4,50 metros de altura, camina y hasta se eleva por el aire. Es maravilloso. Este laboratorio abierto al público se encuentra dentro de les Nefs, un imponente edificio que se ha convertido en el refugio de las sorprendentes Machines de l’Ile. Aquí vive una oruga descomunal, una hormiga gigante y hasta una garza de 8 metros de envergadura. Si te alejas un poco, descubrirás un invernadero tropical donde viven otros animales extraños…

Paseo a lomos de un elefante de 12 m de altura

Al otro lado, se hallan los talleres donde nacen unas criaturas increíbles a las que el público puede observar. Aquí se construyó el mítico y monumental elefante de 12 m. Este paquidermo realiza varios paseos al día por la Ile de Nantes con 50 pasajeros. Mientras el animal pasea sus 48 toneladas, brama o escupe agua, los pasajeros observan desde el interior los engranajes que le permiten hacer esos movimientos tan realistas.

El Carrusel de los Mundos Marinos: un gigantesco tiovivo de 3 niveles

En el itinerario de paseo del Elefante se encuentra el Carrusel de los Mundos Marinos un espectacular tiovivo de casi 25 m de altura. Los tres niveles albergan sorprendentes criaturas marinas como el calamar retropropulsado, el cangrejo gigante, el pez luz de las profundidades o el pez volador. El público puede instalarse en sus entrañas o en un barco para dar tres minutos de vueltas bajo los ojos de los espectadores que contemplan el espectáculo desde las plataformas. Y para terminar este paréntesis poético y bestial, solo queda visitar la tienda-librería, el café o la rama prototipo del futuro Árbol de las Garzas, una monumental realización de 35 m de alto y 50 m de diámetro, que crecerá muy pronto en plena ciudad.

Quizás también te interese leer

LES MACHINES DE L'ILE

C’est un bestiaire de machines vivantes et monumentales qui peuple aujourd’hui les Nefs des anciens chantiers navals de Nantes.
En savoir plus

Vous aimerez aussi