Los tesoros de La Vélodyssée

Le canal de Nantes à Brest - Escale à Blain
Escale à Blain
SERPENT D’OCÉAN de Huang Yong Ping
Pêcheries de St-Michel-Chef-Chef
Ile de Noirmoutier - Bois de la Chaize
Les Sables-d'Olonne
La Tranche-sur-Mer et ses grandes plages
Port de L'Aiguillon-sur-Mer

La Vélodysée es la mayor ruta para bicicletas de Francia con 1.200 km: une Roscoff con Hendaya.
Dado que pasa por 400 km de las provincias de Loire-Atlantique y Vendée, aquí te proponemos unos cuantos “imprescindibles” en nuestras tierras.

La Vélodyssée, pasando por Nantes y por el Estuario

Todo empieza en el camino de sirga del famoso canal de Nantes a Brest, siguiendo el curso del río, viendo el funcionamiento de las esclusas, pasando por pueblos auténticos, disfrutando del ajetreo de los puertecitos… La Vélodyssée penetra en la región de Pays de la Loire por Saint-Nicolas-de-Redon, en la frontera con Bretaña. El camino avanza paralelo al río Erdre hasta Nantes. El ciclista cruza la ciudad para llegar al encantador pueblecito de pescadores de Trentemoult y sus casitas coloridas. Desde ahí, es cuestión de ir acercándose al estuario del Loira y llegar a Saint-Nazaire. ¡El circuito está jalonado de obras de arte sorprendentes como la Villa Chimenea, el Barco Blando o el Jardín Estrellado!

A lo largo de la Costa de Jade

El trazado sigue hacia Saint-Brévin en dirección sur, mostrando la Costa de Jade, con sus calitas, sus costas rocosas, sus redes de pesca típicas, sus casas burguesas y las encantadoras ciudades balnearias. Entre estas últimas destacan Préfailles, Pornic y La Bernerie-en-Retz, situadas en la bahía de Bourgneuf. Son encantadoras y una buena excusa donde hacer un alto. En el horizonte, Bouin anuncia la entrada en territorio de Vendée. Entre los primeros descubrimientos en la provincia de Vendée, se halla el relajante Port du Bec, también llamado Puerto Chino y situado en la carretera a Beauvoir-sur-Mer. Luego el trayecto toma el Paso du Gois, una ruta impresionante que queda sumergida con la marea alta. Es única en el mundo y cubre los 4,5 km que separan el continente de la isla de Noirmoutier, en la que puedes regalarte un agradable descanso.

Las bellezas yodadas de Vendée

Al retomar al camino, se inicia el tramo que une La Barre-de-Monts y Saint-Jean-de-Monts, con 18 km por un bosque magnífico. A continuación, el itinerario pasa por Saint-Hilaire-de-Riez y su antiguo pueblo de pescadores, la cornisa de Vendée y la pequeña y preciosa ciudad de Saint-Gilles-Croix-de-Vie. Más lejos quedan Brétignolles-sur-Mer, los espectaculares viñedos de Brem-sur-Mer y sobre todo las majestuosas marismas de Olonne, con panorámicas embelesantes. Unas cuantas pedaladas más te llevarán hasta Les Sables d’Olonne, Talmont-Saint-Hilaire, Longeville, La Tranche-sur-Mer, y, por último, a la bahía de l’Aiguillon, una maravillosa reserva ornitológica que nos separa de la provincia de Charente-Maritime.

¡Que tengas una hermosa pedaleada!

Descrubre La Vélodyssée

Vous aimerez aussi